Sobre mí

audaz

adjetivo
1.       [persona] Que es capaz de emprender acciones poco comunes sin temer las dificultades o el riesgo que implican.
2.       Que es poco común y demuestra atrevimiento

Una de mis mayores pasiones es devorar libros. A los 9 años en uno de mis libros favoritos apareció este adjetivo, corriendo fui al diccionario para averiguar su significado.
Lo que a priori podía ser un significado sin más a mí me hizo pensar mucho y a lo largo de mi vida, en cada pequeño paso que he dado ha sido moviéndome con pequeñas acciones sin temer las dificultades que impliquen.
Lo mío es lo social.
Me apasiona trabajar para la sociedad. Si has nacido y crecido en Melilla multiplica tu visión de lo importante que es ayudar y contribuir.
A los 7 años con mis amigos del barrio del Tesorillo creamos una pequeña asociación para reciclar papel ¡Todo un reto! La cosa fue a más y lo que empezó como un juego de niños fue despertando la idea de aportar y semana a semana acudíamos a Guelaya una asociación ecologista de Melilla.
Mi adolescencia fue dura, (como la de todos) pero siempre implicado con asociaciones ecologistas y protectoras de animales, despertando poco a poco en mi la pasión por la política y la idea del adjetivo que rondaba en mi cabeza desde pequeño decidí afiliarme a las Juventudes Socialistas a los 18 años.
En 2005 llegó el gran salto. Vivir tan cerca de esos hechos me hicieron a mi también saltar e involucrarme en ACCEM una Asociación que mejoraba la calidad de vida de los refugiados. Mis acciones fueron pequeñas, pero despertaron en mi pensamientos muy grandes.
Llegó la Universidad, y aunque lo social me movió desde pequeño, los números siempre me han causado una gran fascinación y por ello estudié Ciencias Empresariales  en la Universidad de Granada y desde entonces me he formado en el mundo del asesoramiento financiero y fiscal. 

La primera vez que visité el Parlamento Europeo con las Juventudes Socialistas tenía 22 años, eran unas jornadas del Ministerio de Defensa con el Consejo de la Juventud y en la visita al hemiciclo presencié un debate en directo sobre las grandes preocupaciones sociales del s.XXI: cambio climático, el transporte sostenible, las energías renovables… Fue tan intenso y me gustó tanto me vi trabajando allí y formando parte de ese futuro. Años más tarde lo soñado se convirtió en realidad con la oportunidad de trabajar en la Asociación de Eurodiputados Españoles, donde tuve la oportunidad de ejercer como asesor de la oficina parlamentaria y experimentar de cerca que los debates y las iniciativas  parlamentarias cobraban sentido y realidad.

Llevo nueve años trabajando en banca comercial donde he ocupado puestos desde gestor,  asesor financiero hasta director de banca digital. En la actualidad trabajo de Asesor Patrimonial de Banca Privada, certificado por EFPA como European Investment Practitioner desde 2011.

En este periodo he tenido la oportunidad de trabajar en el programa de valores de futuro, donde se acerca a los alumnos de primaria y secundaria una formación en educación financiera. Una experiencia increíble, donde yo me convertía en el alumno y aprendía de cada uno de ellos una lección mayor.

Un poco más sobre mí…

.

Me gusta practicar todo tipo de deportes donde uno se puede superar cada día y sentirse  vivo, desde el submarinismo, escalada, hasta el el crossfit, pasando por el surf tal es así que en 2018 obtuve el título de EQF3 formando parte del registro europeo de EREPS como entrenador personal. Disfruto con poco; desde un buen libro, un rato con los amigos, haciendo mis pinitos en la cocina hasta una puesta de sol.

Siempre ando con la maleta hecha. Viajar no solo ha sido una oportunidad para poder conocer otros países sino que me ha servido para crecer como persona, abriendo mi mente a nuevas culturas y nuevas formas de ver el mundo y es ahí cuando una persona se da cuenta de lo diferentes que somos unos de otros y de la importancia de ese respeto para poder aprender, vivir y lo más importante dejar vivir.
Sigamos emprendiendo acciones poco comunes porque esas acciones mueven el mundo.
Share This